batt_pisani_6

Venecia: 100 años después de la Primera Guerra Mundial

Visita algunas fortificaciones costeras en un recorrido histórico, a pocos pasos de Venecia, en el centenario de la Primera Guerra Mundial.

Durante estos últimos años se han celebrado distintos actos para conmemorar el centenario de la Primera Guerra Mundial. Concluirán este 2018, cuando se cumplen cien años de la firma del armisticio entre los bandos enfrentados, que marcó el fin de este trágico e importante suceso.

Hace cien años Venecia vivía la guerra en primera persona. Blanco frecuente de los bombardeos aéreos enemigos, sufrió víctimas civiles y daños a su patrimonio artístico, como recuerdan las placas que se pueden encontrar en multitud de fachadas de iglesias y casas venecianas.

Basta con recordar el bombardeo del hospital civil y el de la Iglesia de los Descalzos, que derrumbó el techo y el fresco de Tiepolo que representaba la Traslación de la Casa de Loreto, cuyos restos se conservan en la Galería de la Academia.

La ciudad y su Arsenal militar, importante base naval con talleres y establecimientos para la producción de armamento junto a la cercana escala para hidroaviones en la isla de Sant’Andrea, constituían un importante objetivo militar. Tuvo una importancia especial después del retroceso de las líneas italianas tras la derrota de Caporetto, cuando el frente llegó a alcanzar el río Piave, a menos de treinta kilómetros de la ciudad.

Para defender Venecia y su mar se habían construido grandes complejos de baterías costeras, imponentes obras de defensa a lo largo del litoral de Punta Sabbioni, en Cavallino Treporti, a poca distancia del centro de la ciudad. Algunas de ellas todavía se pueden admirar hoy en día, aunque ahora forman parte de algunos de los numerosos complejos turísticos y campings que se levantan a lo largo de esta costa.

Batería Amalfi, Batería Pisani, Batería S. Marco y Batería Radaelli son los nombres de estas fortificaciones de defensa. Entre ellas, la Batería Pisani, bautizada en honor al comandante veneciano que derrotó a los genoveses en la Guerra de Chioggia, ha sido recientemente recuperada del deterioro y el abandono en el que se hallaba y se ha transformado en un lugar para el recuerdo de estos trágicos sucesos.

La visita al interior de la batería puede realizarse de marzo a noviembre, siguiendo el interesante recorrido museístico a través de las estancias, y discurre tanto por la historia de su construcción como la de su reciente recuperación. La extensa exposición de restos de distinto tipo encontrados durante los trabajos de restauración, tanto militares como del día a día, permite entender cómo era la vida durante esos años y dentro de las baterías para los soldados de la guarnición.

Todavía hoy en día existe una carretera que lleva el nombre de «Via delle Batterie» en el lado de la costa que se asoma al mar, cerca de la cual se levantaban estos complejos fortificados. Del lado de la laguna aún se pueden ver las altas construcciones de las torres telemétricas de detección, necesarias para el avistamiento de los objetivos enemigos y la dirección de los cañonazos, hoy abandonadas o destinadas a otros usos.

Para los amantes de la historia reciente, un paseo en bicicleta por estas zonas puede constituir una alternativa interesante a la usual visita a Venecia y una oportunidad para descubrir interesantes recorridos naturales, que también pueden visitarse en bicicleta, en las zonas de la laguna Norte.

Entre pedaladas, siempre viene bien realizar una pausa en una de las muchas trattorias de la zona para disfrutar de un almuerzo con productos típicos. En verano, se puede además finalizar la larga excursión con un chapuzón en una de las numerosas playas.

Escribe tu comentario

Compartir


Comentarios

Todos los campos son obligatorios

Tu experiencia es muy valiosa para otros viajeros. ¡Muchas gracias!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Algunos rincones similares