img_4435

Un fin de semana alternativo descubriendo nuevos locales de Verona

Hace algunas semanas recibí una grata visita del extranjero de un amigo al que hacía tiempo que no veía. Ya se había quedado varias veces conmigo en Verona, así que no me quedaba mucho que enseñarle en cuanto a monumentos, museos, restaurantes típicos o recorridos por las bodegas. Todo visto y digerido. Así que intenté mostrarle algunas cosas nuevas que están sucediendo en la ciudad y que los veroneses aprecian especialmente.

Mi amigo llegaba entrada la noche al aeropuerto, así que pensé en llevarlo a tomar algo. Hacía tiempo que había oído hablar de un nuevo bar de copas llamado Soda Jerk, abierto siempre hasta tarde pero tan pequeño y frecuentado que hay que reservar siempre. Pensé que sería una buena oportunidad para probarlo. Es un lugar fascinante. Fuera no hay cartel, la única forma de echar un vistazo dentro es una pequeña ventanilla. La puerta está cerrada y para entrar hay que llamar al timbre. Por eso, una vez que entras, parece que forma parte de una sociedad secreta, compuesta de estudiosos de cócteles, que en este lugar son pequeñas obras de arte.

Al día siguiente, le organicé a mi amigo una visita a la bodega de vinos Pasqua, a las afueras de Verona. Lo especial de este lugar es que, además de degustar una amplia gama de vinos de la casa, te dan la posibilidad de crear tu propio vino, con la compañía y el asesoramiento de un enólogo. Nosotros elegimos una base de uva corvina (la variedad típica de Valpolicella) y la mezclamos oportunamente con uva Cabernet y Merlot. Salió una mezcla irrepetible. Y ahora conservo la botella con mi nombre y el tapón sellado de lacre para las mejores ocasiones.

Tema comida: en los últimos tiempos, han abierto muchos locales en Verona que proponen una cocina creativa pero hecha a partir de ingredientes de la zona. Tuvimos tiempo de probar un par de ellos. El primero es una hamburguesería muy moderna, cerca del teatro Romano, que se llama Buns. Además de que todos los ingredientes son locales, desde la carne al queso (todo procedente de ganaderías de la Lessinia, las montañas al norte de Verona), sus recetas también se inspiran en la tradición: por ejemplo, nosotros probamos una hamburguesa marinada en vino Amarone. El otro lugar es Tapasotto, un bistró abierto en el centro por el chef más famoso de Verona, Giancarlo Perbellini que, a través de un estilo similar a un bar de tapas, propone algunas de sus creaciones a precios muy asequibles. Recuerdo especialmente un tartar de caballo y una fritura de alcachofas.

Por la noche, fuimos a oír un poco de música en directo. Cuando era niño, Verona estaba llena de pequeños locales en los que se organizaban de vez en cuando conciertos. Con el tiempo fueron desapareciendo debido a las protestas de los residentes y a favor de otras actividades más rentables, como locales de comida rápida o pizzerías. Por ese motivo recibí como un soplo de aire fresco la inauguración del Cohen (dedicado a Leonard Cohen, el cantautor canadiense que murió en noviembre de 2016), cerca de plaza Corrubbio, una zona al abrigo del centro que está viviendo un resurgimiento. En él la música es un miembro más, sobre todo los fines de semana (haz clic aquí para ver el programa): en el escenario se alternan sobre todo grupos de folk, country y jazz. Lo mejor que puedes hacer es reservar una mesa en la balconada y ver la interpretación desde arriba con un vaso en la mano. Aunque también merece la pena explorar los detalles del local, desde su mercadillo de vinilos usados a los menús que están impresos con las tapas de grandes discos del pasado.

Mi amigo se quedó muy satisfecho con su fin de semana veronés, muy diferente de lo que se había imaginado. Y poco antes de irse me dio las gracias diciéndome «No me imaginaba para nada que hubiera lugares así en Verona».

Escribe tu comentario

Compartir


Comentarios

Todos los campos son obligatorios

Tu experiencia es muy valiosa para otros viajeros. ¡Muchas gracias!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Algunos rincones similares


Más rincones de Verona