162

Toulouse: 3 visitas insólitas

Seguro que puedes visitar Toulouse con un guía turístico, un mapa o un GPS en la mano. También puedes andar sin rumbo, esperando encontrarte una perla arquitectónica singular o ese pequeño y pintoresco restaurante. O te puedes decantar por una opción más insólita, de esas que demuestran que Toulouse es una ciudad que hay que vivirla, más que visitarla.

  1. La yincana urbana

Bolsa al hombro, boli indeleble en mano, carpeta, libretas de expedición y hojas de respuestas bajo el brazo: este es el equipo obligatorio para explorar Toulouse con el juego de pistas de Granhòta (9 €). Durante más de tres horas, podrás recorrer a pie monumentos, callejones, palacetes y lugares de interés. Responderás a preguntas patrimoniales, buscarás códigos secretos, resolverás acertijos, te las verás con anagramas y descubrirás alfabetos que nunca antes habías visto. Acompañado de un equipo motivado, pronto aprenderás a conocer la ciudad, su patrimonio y sus personajes ilustres a través de un ameno desafío. Aprenderás que se pueden ver los huesos de Santo Tomás de Aquino una vez al año, que es un gran diseñador el que viste a la Virgen Negra de la Dorada y que el fantasma de Simón de Montfort se aparece por los barrios de la ciudad. Descubrirás la Toulouse más antigua, recorrerás callejones inexplorados y acabarás conociendo las historias más bonitas que esconde la Ciudad Rosa mejor que un tolosano.

  1. El tolosano de verdad

¿No te van mucho las investigaciones? ¿Te gusta más pasear tranquilamente por la ciudad como si vivieras ahí? ¿No te gusta que te tachen de turista? ¡Prueba Toulouse Greeters! Esta asociación reúne a habitantes que te enseñan la ciudad de manera gratuita. Durante un mínimo de dos horas, te guiarán por sus barrios al encuentro de sitios culturales, históricos y de pequeños comercios. Te enseñarán su restaurante favorito, su bar preferido o el festival del momento. ¿Te gusta la aeronáutica, el circo, las obras locales, la historia o el arte urbano? Tú eliges al «Greeter» adecuado, o sea, al acompañante que más te va, en función de tus intereses y de lo que tienes ganas de ver. Si no es un guía oficial, te enseñará su ciudad desde un punto de vista muy personal y compartirá contigo su pasión. ¡Y todo sin tener que pagar!

  1. Los fotógrafos compulsivos

¿Eres más de los que prefieren hacer turismo a través del objetivo? ¿O de los comparten sus andanzas en una aplicación? ¿Haces «clic» sin parar? Entonces, Instameet está hecho para ti. En Toulouse, un conjunto de fotógrafos adictos ha creado un grupo dinámico en Instagram. Quedan para dar paseos temáticos, captan la ciudad desde sus ángulos más visuales y sorprendentes, y después lo publican todo en Instagram con la etiqueta #IgersToulouse. La mayoría de las veces sus encuentros están abiertos al público y a veces tienen lugar fuera de la ciudad, en lugares como Albi o Rocamador. No te lo pienses más y busca la cuenta de Instagram(ers) Toulouse .

Escribe tu comentario

Compartir


Comentarios

Todos los campos son obligatorios

Tu experiencia es muy valiosa para otros viajeros. ¡Muchas gracias!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Algunos rincones similares


Más rincones de Toulouse