byron01

Personajes famosos en Venecia

Un recorrido por la historia a través de personajes más o menos conocidos que nacieron, vivieron o estuvieron en Venecia.

Una forma chismosa-histórica de ver Venecia a través de la historia es a partir de las anécdotas de personajes más o menos famosos que nacieron en la ciudad o que vivieron o estuvieron en ella durante periodos más bien largos de sus vidas.

Puede que Venecia, además de en el presente, atrajera más aún en el pasado a personajes ilustres a la ciudad, que por entonces era un importante emporio comercial y, por lo tanto, económico y de riqueza. Personajes que aspiraban a encontrar nobles, comerciantes, congregaciones eclesiásticas e incluso nada menos que al mismo senado y gobierno ciudadano que apreciasen sus dotes y capacidades.

Y ahí estaban los pintores en busca de clientes para sus obras; los escritores deseosos de encontrar protectores y mecenas ricos; los hombres con talento, los navegadores o los comandantes militares que ponían sus capacidades al servicio de la república.

Al pasear por las calles y las plazoletas, al viandante suele sentirse atraído por las placas e inscripciones fijadas en las paredes de algunas casas y edificios para recordar que en aquel lugar nació un pintor famoso, vivió un músico conocido o estuvo un tiempo algún escritor ilustre.

Y he ahí una placa, encima del arco de un soportal que conduce de Calle S. Domenico a un pequeño patio, que recuerda que esa era la casa natal de Tiepolo; en el muro de la serie de palacios Mocenigo, por el Gran Canal en frente de S. Tomà, la inscripción recuerda la estancia del poeta inglés Lord Byron, que murió combatiendo por la independencia griega y al que, según dicen, le encantaba nadar en la laguna veneciana.

En la estrecha callecita Malipiero, en San Samuel, surgía la casa natal de uno de los personajes y aventureros venecianos más conocidos, Giacomo Casanova, tal vez el único que consiguió escapar de las cárceles de la Serenísima; mientras en el muro de Ca’ Vendramin una placa recuerda que ahí murió Wagner y, dentro del edificio, ahora sede del Casino, en la salita.

Hay muchos otros repartidos por la ciudad: pintores, escritores, músicos, muchos personajes de la época de la Unificación, de la historia italiana y veneciana. Para cerrar la lista, que es imparcial y que evidentemente no concluye ahí, al principio de Vía Garibaldi, la primera casa a la derecha pertenecía a Juan y Sebastián Caboto, padre e hijo navegadores, que descubrieron Terranova y la parte septentrional del continente americano. Una doble placa, una colocada por el ayuntamiento veneciano y la otra por la provincia canadiense de Terranova y Labrador, recuerda a estos ilustres hijos de Venecia.

Escribe tu comentario

Compartir


Comentarios

Todos los campos son obligatorios

Tu experiencia es muy valiosa para otros viajeros. ¡Muchas gracias!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Algunos rincones similares