quaibonagran.jpg

Muelle del Commandant Malbert

Lejos del turístico casco antiguo de Brest, los viejos lobos de mar se reúnen en el puerto de Quai Malbert para observar el trajín de barcos andrajosos y yates resplandecientes llegando al puerto y zarpando al mar. Es un sitio ideal para absorber la auténtica atmósfera de esta ciudad marinera. Paséate por el muelle y admira los astilleros donde se han construido los barcos durante siglos, echa un vistazo a la histórica goleta de velas blancas

La Recouvrance, y date una vuelta por el Jardín de la Academia de la Marina, un parque repleto de pinos desde donde se pueden tomar buenas fotos del puerto. Termina tu paseo por este muelle dedicado al marinero francés Commandant Malbert en Vinomania, una moderna bodega donde podrás probar alguno de los vinos locales acompañado de queso de cabra y olivas.

Escribe tu comentario

Compartir


Comentarios

Todos los campos son obligatorios

Tu experiencia es muy valiosa para otros viajeros. ¡Muchas gracias!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Algunos rincones similares


Más rincones de Brest