Malta, estrella de cine

No sería aventurado decir que, sin saberlo, todos hemos visto alguna vez una película rodada en Malta. A pesar de que la isla rara vez aparece en los créditos, sus fortalezas medievales y sus aguas turquesas aparecen en multitud de largometrajes.

Del cine de autor a las grandes producciones de Hollywood, el séptimo arte se ha apoderado de los espectaculares paisajes de Malta. Es de justicia decir que apenas se necesitan efectos especiales para evidenciar toda su belleza. La isla es capaz de interpretar tanto las orillas más hermosas del Mediterráneo como las calles de una ciudad santa. En el caso de las epopeyas históricas o marinas, muchos directores se decantan por el archipiélago maltés por su clima, particularmente benevolente, que permite rodar en exteriores una gran parte del año. Además, Malta goza de una estabilidad política ideal, ya que pertenece a la Unión Europea y a la zona euro. Sin olvidar que cuenta con un gran puerto, que posibilita el transporte de los equipos, y con varios estudios de cine ya establecidos. En esta isla anglófona, el elevado nivel educativo y los distintos idiomas hablados por una población muy cosmopolita dan lugar a mano de obra prolífica que facilita la contratación de técnicos y figurantes. El caldo de cultivo perfecto para el éxito.

Comencemos por la serie mundialmente conocida Juego de Tronos, que eligió la isla y sus fortalezas para dar vida a Desembarco del Rey y a Poniente durante la primera temporada, antes de que HBO decidiese su posterior traslado a Croacia. Son varias las escenas míticas que se grabaron aquí, por lo que es sencillo identificar multitud de lugares de rodaje (https://www.voyage-malte.fr/sur-les-traces-de-la-serie-game-of-thrones/). Uno de los momentos más célebres, la boda entre Daenerys Targaryen y Khal Drogo, se celebró en la bahía de Dwejra, en la isla de Gozo. Un paisaje típico del archipiélago con sus acantilados rocosos. También se puede apreciar la famosa Ventana Azul, inmortalizada por última vez en la serie antes de su derrumbe en 2017 durante una tormenta.


Escena de la serie Juego de Tronos.

Las tramas históricas son las más numerosas, como Gladiator, El código Da Vinci, Assassin’s Creed o El conde de Montecristo, puesto que Malta posee varias ciudades fortificadas, como pueden ser Rabat o Mdina, cuya apariencia apenas ha cambiado desde la época de los templarios. Solo hay que quitar algunos coches, disimular los cables eléctricos y ¡prevenidos, acción! En primer lugar, La Valeta, la capital maltesa declarada Patrimonio Mundial de la Humanidad por ofrecer un fantástico escenario de estrechas callejuelas con escalinatas, posadas de caballeros y poderosas murallas con vistas al mar. Delante, las «Tres Ciudades» de Malta (Senglea, Cospicua y Vittoriosa), así como el Fuerte Manoel, que no hacen sino aumentar el interés general por esta bahía. Se trata también de la primera escena de la última adaptación de la película Asesinato en el Orient Express.


Rodaje de la película Asesinato en el Orient Express 2.

Sin abandonar todavía La Valeta, el lugar más rodado de Malta sigue siendo el Fuerte de San Telmo, situado con orgullo en el extremo de la península. De hecho, la parte inferior del fuerte se destina exclusivamente a rodajes. La película de culto El expreso de medianoche, que se desarrolla en una prisión turca, también se grabó mayoritariamente aquí. Más recientemente, Guerra mundial Z es el largometraje que usa este increíble lugar para representar, una vez más, a una ciudad oriental, en este caso, Jerusalén. Además, su protagonista Brad Pitt, es un asiduo del archipiélago. Anteriormente, había interpretado aquí a Aquiles en Troya, antes de regresar por última vez con su entonces esposa, Angelina Jolie, para rodar Frente al mar, un drama amoroso que se desarrolla exclusivamente en la isla de Gozo, sobre todo, en la paradisíaca cala de Mgarr Ix Xini.


Troya 3

Por otra parte, algunas películas únicamente se han beneficiado de las aguas cristalinas y las buenas condiciones meteorológicas del archipiélago. Entre ellas, A la deriva y Kon-Tiki, cuya acción supuestamente se desarrolla en el Pacífico. En otro orden de cosas, durante la II Guerra Mundial, Malta se convirtió en la base mediterránea de las tropas aliadas. Por este motivo, dispone de numerosas instalaciones y equipamientos militares procedentes de esa época. Por último, no podemos dejarnos en el tintero el pueblo de Popeye, situado en la bahía de Ancla. Un escenario increíble que se ha convertido en un parque de atracciones de visita obligada.

Para esta isla, que vive en gran medida del turismo, el cine es una gran bendición para darse a conocer en todo el mundo, al mismo tiempo que dinamiza su economía y pone en valor su patrimonio. Sería difícil incluir aquí una lista exhaustiva, ya que las producciones son muy numerosas, pero es probable que, durante un viaje futuro, el visitante siga los pasos de uno de sus actores favoritos. La oportunidad perfecta para grabar nuestra propia película de recuerdos.


Lugar de rodaje de la película Gladiator.

Enlaces útiles para obtener más información:

En inglés
http://www.maltafilm.com.mt/filming-in-malta
https://en.wikipedia.org/wiki/List_of_films_shot_in_Malta

En español y francés:
https://www.visitmalta.com/es/filming-locations
https://www.lepetitmaltais.com/malte-hollywood-de-la-mediterranee-le-petit-maltais-fait-son-cinema
https://www.visitmalta.com/es/a-brief-history-of-filming

Escribe tu comentario

Compartir


Comentarios

Todos los campos son obligatorios

Tu experiencia es muy valiosa para otros viajeros. ¡Muchas gracias!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Algunos rincones similares


Más rincones de Malta