Los recorridos más bonitos en bicicleta de montaña por Niza, Marsella y la Costa Azul

La Costa Azul es una región popular entre los turistas que aprecian sus contrastes entre mar y montaña. Niza, Marsella y muchas otras localidades del sur de Francia ofrecen paisajes espectaculares a orillas del Mediterráneo. Durante un paseo en bicicleta de montaña, podrás salir a explorar este rico patrimonio pedaleando a un ritmo tranquilo en familia o a un ritmo más deportivo para los amantes de las emociones fuertes. Aquí tienes algunas ideas de recorridos.

Entre mimosas para los amantes de los descensos

 
Al pie de L’Estérel, el municipio de Mandelieu-la-Napoule (Alpes Marítimos) es famoso por su festival de la mimosa. Si quieres ir en bicicleta por un entorno colorido, entre las rocas rojas de L’Estérel y los caminos bordeados de mimosas amarillas, la primavera es la estación ideal. Es una gran oportunidad para practicar actividades originales y descubrir la Costa Azul en su aspecto genuino.

Necesitarás 1:45 h para completar los 13 km de este recorrido. Los entusiastas de los descensos estarán encantados de descubrir numerosos módulos y trampolines, sin olvidar algunos pasos técnicos para disfrutar al máximo.

La salida es desde el aparcamiento que se encuentra en la avenida Janvier Passero de Mandelieu-la-Napoule. Después de una primera cuesta que llega a la carretera del Tanneron, disfrutarás de los resaltes de un magnífico descenso. Podrás acabar el recorrido demostrando tu habilidad técnica.

Más información sobre este recorrido aquí.

Dos circuitos desde Pernes-les-Fontaines en Vaucluse

 
En torno al monte Ventoux, encontrarás trece circuitos para bicicleta, es decir, 220 km de itinerarios señalizados, dos de los cuales salen de Pernes-les-Fontaines, la ciudad natal de Paul de Vivie, conocido como «Vélocio», figura emblemática del cicloturismo francés.

Así, antes de lanzarte a recorrer los caminos, podrás hacer una breve visita al único museo dedicado a las dos ruedas en Provenza, el museo Comtadin du Cycle. En él se recuerda la historia de la bicicleta con una exposición de sus piezas de coleccionista más bellas.

Ambos circuitos salen del aparcamiento del complejo deportivo de Pernes-les-Fontaines (carretera de Saint-Didier). Tienen en común una gran parte del recorrido. La primera ruta lleva a descubrir las colinas de Pernois y cubre una distancia de 10 km con poco desnivel, que podrás recorrer en 1 hora. Este itinerario familiar serpentea por la campiña por senderos que cruzan los municipios de Pernes-les-Fontaines y La Roque-sur-Pernes.

El segundo circuito es una extensión del primero con caminos más técnicos para los más deportistas. Te llevará al menos 2 horas completar los 20 km. Atravesarás los pueblos de Pernes-les-fontaines, Velleron y La Roque-sur-Pernes.

Más información sobre este recorrido aquí.


 

En las tierras altas de los Alpes Marítimos: la vuelta al Raton en bicicleta

 
Esta larga excursión recorre principalmente pistas bastante fáciles del Haut Cians, alternando pinares y paisajes desnudos con las rocas rojas tan típicas de la región. Dominarás con gusto la Clue du Raton y el sitio de Illion no te dejará indiferente. Justo después de la aldea, agradecerás apagar tu sed en una fuente de agua potable fresca. Este paseo en altitud (1500-1900 m) es muy agradable en verano, ya que en invierno forma parte de la zona de esquí de Valberg.

Empieza en la entrada de Valberg, una magnífica estación de los Alpes Marítimos, en el alto Pays Niçois, para un periplo de 20 km, es decir, unas 3 horas. A pesar de que se recorren pistas, el circuito es más bien apto para ciclistas de montaña experimentados.

Más información sobre este recorrido aquí.

En la zona costera de los Alpes Marítimos: vuelta al monte Cima en familia

 
Este paseo discurre por carreteras y senderos de perfil regular, por lo que es apto para las familias que deseen practicar ciclismo de montaña. En la zona interior de Niza, hay cuatro cimas muy conocidas de formas redondeadas: el monte Macaron (¿alguna relación con los deliciosos dulces?), el monte Chauve de Tourrette, el monte Chauve d’Aspremont y el más alto de los cuatro, el monte Cima. Te impresionará ver tan poca vegetación, desaparecida después de numerosos incendios.

Se sale de Aspremont, un pueblecito de los Alpes Marítimos al norte de Niza, y no de Apremont, el pueblo saboyano famoso por su vino blanco. A mitad de circuito, en la parte alta del pueblo de Saint-Blaise, podrás admirar los antiguos vestigios de un castillo abandonado del siglo XIV, del que todavía pueden verse el torreón y sus muros almenados.

Tardarás alrededor de 2:30 h en completar los 16 km de este paseo familiar.

Más información sobre este recorrido aquí.

Cerca de la ciudad foceana, la Trilogie des Calanques

 
En cuanto pongas un pie en la ciudad de Marsella, podrás dar un paseo en bicicleta para descubrir sus principales calas. El circuito es relativamente fácil, ya que discurre principalmente por la carretera y algunas pistas de grava. ¿Estás en forma? Entonces podrás afrontar las pocas subidas cortas, pero empinadas. Podrás adaptar tu recorrido bajando a una de las calas para refrescarte. Los descensos se efectúan por carretera asfaltada, así que cuidado con los coches.

Es mejor hacer esta excursión de 3 horas por la mañana cuando hace fresco o al final del día para admirar el atardecer sobre el mar Mediterráneo y las islas de Riou a tu llegada. Partiendo del puerto de Marsella, tu recorrido de unos 28 km te llevará a la Calanque de Callelongue, al parque de Pastré y, luego, a los miradores de Sormiou y Morgiou.

Más información sobre este recorrido aquí.

En cuanto pises tierra firme en la famosa Provenza-Alpes-Costa Azul, ¿querrás descubrir sus secretos? Una región que se muestra poco a poco a quienes estén dispuestos a tomarse su tiempo. La bicicleta es una forma infalible de empaparse de la costa mediterránea lejos de los inconvenientes de la playa. Podrás recorrer a tu ritmo, en familia o en plan deportivo con amigos, los numerosos circuitos accesibles en bicicleta. En la costa o en el interior, todo el mundo disfrutará de visitar el sur de Francia para descubrir su rico patrimonio. Si no te atreves a una aventura en solitario y buscas una organización seria con profesionales de la bicicleta, no dudes en ponerte en contacto con ellos.

Escribe tu comentario

Compartir


Comentarios

Todos los campos son obligatorios

Tu experiencia es muy valiosa para otros viajeros. ¡Muchas gracias!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Algunos rincones similares


Más rincones de Marsella