bibliotecacentrale

Libros, documentos antiguos y lugares para estudiar en Palermo

Palermo tiene una historia milenaria, que suele estar escondida en sus bibliotecas. Quien decide pasar en ellas una tarde de estudio o escribir su trabajo de fin de carrera puede hacerlo en lugares de cultura en los que conocer a gente interesada en el conocimiento.

LA BIBLIOTECA NACIONAL
Situada en la avenida Vittorio Emanuele, en el centro de la ciudad; hace poco que ha abierto de nuevo sus puertas tras un largo periodo de clausura. Alberga casi un millón de libros, manuscritos e incunables, los documentos impresos más antiguos. El texto más antiguo es del siglo X. Conserva también todas las publicaciones editadas en la Región de Sicilia. La preciosa sede del Cinquecento era el Colegio Máximo de la Compañía de Jesús, además de la Casa degli Studi. Entre los tesoros consultables están las biblias en latín, misales, documentos eclesiásticos, mapas antiguos en pergamino del Mediterráneo, l’Encyclopédie de Diderot y los documentos de la sección hebrea, islámica y chinos. Muchos estudiantes universitarios que viven en el centro histórico la visitan y estudian sobre sus textos, haciendo pausas de vez en cuando en el balcón. Yo estudié aquí algunas asignaturas difíciles durante mi etapa universitaria, ya que es un lugar que ayuda a concentrarse y a dar lo mejor de uno mismo.

EL ARCHIVO DEL ESTADO
Tiene dos sedes, la Catena (exconvento de los Teatinos, donde se guardaba una enorme cadena de hierro cuya misión era bloquear el acceso a la ciudad a las naves que llegaban del mar, que antiguamente quedaba muy cerca de esta sede) y la Gancia (exconvento de Santa María de los Ángeles con un enorme claustro accesible para los estudiosos. El Archivo del Estado conserva la documentación restante de las oficinas centrales de los dominios de Sicilia, desde el Reino de Sicilia hasta los Normandos, los Svevo, los Angioini y los Aragoneses; después, a partir de 1412 del virreinato español y a partir de 1816 de la lugartenencia del Reino de las Dos Sicilias. Muchos documentos proceden también de los archivos de los notarios y de las familias y nos permiten reconstruir las historias de los nobles, los religiosos, las tierras y las ciudades de la antigua Sicilia, desde la Edad Media hasta el siglo pasado. Es una parada obligatoria para quien tenga antepasados sicilianos y quiera reconstruir su árbol genealógico.

LA BIBLIOTECA COMUNALE
Se encuentra en Casa Professa, un exconvento de los Jesuitas no muy lejos del Palacio Comunal. Los editores palermitanos depositan aquí una copia de todos los textos editados. La entrada por Piazza Brunaccini, donde se reconstruyó la columnata neogótica de un templo griego, es para hacerle una foto. En los últimos años se ha realizado una profunda restauración y se puede ver el Codice Resta, recuperado recientemente del Istituto Nazionale per la Grafica, una auténtica «galería portátil» para los apasionados del arte.

VILLA TRABIA
En la planta baja de la Casena de Villa Trabia alle Terre Rosse, dentro de un bonito parque de casi 60.000 metros cuadrados, hay una biblioteca gestionada por el Ayuntamiento de Palermo. También aquí hay muchísimos estudiantes universitarios que pasean por el jardín en las pausas y con conexión a Internet.

MODUSVIVENDI
No es una biblioteca, sino una librería en la que se suelen organizar presentaciones de libros, debates y desayunos literarios los domingos por la mañana. Fabrizio, su dueño, es un librero «chapado a la antigua», que se empezó a dedicar a ese trabajo por casualidad. Además de preguntarle su historia, es capaz de recuperar autores y títulos de libros incluso con pequeñas pistas. La pasión de esta librería la hace amar y resistir.

Escribe tu comentario

Compartir


Comentarios

Todos los campos son obligatorios

Tu experiencia es muy valiosa para otros viajeros. ¡Muchas gracias!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Algunos rincones similares


Más rincones de Palermo