Le Parcours Estuaire, land art a la orilla del Loira

Existe en Nantes el Voyage à Nantes, pero la locura de esta ruta cultural urbana no se detiene en las puertas de la ciudad. Continúa a lo largo del estuario del Loira hasta Saint-Nazaire con instalaciones de land art, algunas de ellas, ¡mis favoritas de la región!

¿Qué es Le Parcours Estuaire?

Hoy en día, se considera que Le Parcours Estuaire es la prolongación del más conocido Voyage à Nantes, pero en realidad fue su precursor. Un recorrido por obras eternas que se completó a lo largo de tres ediciones en 2007, 2009 y 2012, y que ahora salpica las orillas del Loira (orilla sur y orilla norte) con una treintena de instalaciones sorprendentes. Entre estas obras destacan: un barco fundido, animales escondidos en los árboles, una casa en lo alto de una chimenea de una fábrica y otra que se hunde en el río, pero también un esqueleto de serpiente gigante, un peaje salvaje o incluso un jardín de juegos de estilo asiático. ¿No está mal, no?

Las obras están en Nantes, en Saint-Nazaire y en lugares atípicos entre las dos ciudades. Cada etapa del recorrido no es solo una invitación para descubrir una obra, sino también para maravillarse ante un paisaje, un ambiente.

Le Parcours Estuaire puede recorrerse en coche o en bicicleta, pero también a pie (¡para los más activos!). Desde algunos cruceros por el estuario puede verse también gran parte de las obras del recorrido. Un ejemplo de ello es Les Écoutilles, un crucero estival musical.

Mis obras preferidas de la ruta

Primero, pensé en hablaros de mi obra preferida, pero sencillamente no logré decidirme. Por eso, os propongo una breve lista de las instalaciones que puedo contemplar y volver a contemplar sin cansarme. Si no tenéis tiempo para seguir todo el recorrido, estas son las tres obras que, en mi opinión, no podéis perderos.

– El Observatorio de Lavau-sur-Loire: por el lugar, perdido entre los pantanos del Loira, pero también por la instalación, que permite apreciar un paisaje que simplemente deslumbra.


© P.DORIZON

– La Casa en el Loira: ¡porque parece un lugar de lo más apropiado para ella! Uno tiene la sensación de que siempre ha estado allí. La gente imagina muchas historias en torno a esta casa, pero es una instalación reciente.

– La Serpiente de océano en Saint-Brevin: creo que, en este caso, habla mi alma infantil. Es la primera obra del recorrido que vi y, simplemente, ¡me quedé de piedra! Frente a este esqueleto gigante, tengo la sensación de estar soñando.



Para seguir el recorrido íntegramente, o decidir lo que os interesa más, lo mejor es consultar su sitio web: http://www.estuaire.info/fr/

Escribe tu comentario

Compartir


Comentarios

Todos los campos son obligatorios

Tu experiencia es muy valiosa para otros viajeros. ¡Muchas gracias!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Algunos rincones similares


Más rincones de Nantes