dsc00950

La Wantzenau, un pueblo gourmet en el Norte de Estrasburgo

¡Una «Illhaeusern del Norte»! Así es como la bautizó un redactor especializado en el turismo y la buena vida en Alsacia.  Illhaeusern hace alusión a un importante lugar de la gastronomía alsaciana.  Allí se piensa en la Auberge de l’Ill, el local de tres estrellas Michelín de la familia Haeberlin. Por eso la estamos homenajeando. Estamos, pues, en La Wantzenau, al norte de Estrasburgo.

Me he decidido a aconsejaros este lugar porque ofrece una impresionante variedad de restaurantes, una opción que permite combinar las recetas alsacianas actualizadas con la creatividad de experimentados chefs.

Empezaría por sugeriros Le Relais de la Poste. El local de Caroline Van Maenen tiene clase. Una estrella de la Guía Michelín consolida actualmente esta encantadora casa.   La cocina de Bruno Sohn se descubre acompañada de hermosas botellas de la bodega de Hervé Schmitt, el apasionado sommelier.

Un vino de Alsacia acompañará a la perfección este «Foie gras de Canard poché Coulis de Truffes» (Foie gras de pato pochado con coulis de trufa).

Otro lugar que no os podéis perder: «Les Semailles». Aquí tenemos un local reconocido que os abre sus puertas. Jean Michel Loessel es un hombre auténtico, su creatividad se enriquece con productos de estación. Él sabrá impresionaros con los mejores productos del mercado.  ¿Cómo resistirse a este «Filet de Bœuf Simmental, tartine de moelle, duo de céleri, échalotes compotées au vin rouge» (Filete de buey Simmental, «tartine de moelle», dúo de apios, chalotas en compota con vino tinto)?

Productos frescos y locales

Siempre en el mismo estilo, se impone el Moulin de La Wantzenau. Philippe Clauss está a su cargo. Aquí cocina productos frescos y locales transformados por sus propias manos. También le gusta cambiar la cocina por el jardín o el bosque.  Allí busca hierbas cuyas propiedades conoce… para consolidar aún más sus recetas. Los Medallones de ciervo del Hohwald a la pimienta verde se acompañan de forma natural con un Pinot Noir o incluso con un Borgoña.

Otros locales merecen una visita en este entorno gourmet. Una organización se ocupa de él allí arriba (http://ahrw.fr/) y organiza todos los años un “mercado gourmet”. Pero si hemos citado los tres primeros que nos vienen a la memoria es también por su amabilidad y su cultura de compartir.

Un viaje gourmet

A los equipos les encanta responder a las preguntas, dar a conocer vinos, platos, recetas a quienes saben que volverán a este lugar, no lejos de Estrasburgo, a degustarlos de nuevo.

La Wantzenau es, finalmente, una etapa que debéis incluir en vuestras estancias en Alsacia, una región donde los chefs también elaboran los souvenirs.

Escribe tu comentario

Compartir


Comentarios

Todos los campos son obligatorios

Tu experiencia es muy valiosa para otros viajeros. ¡Muchas gracias!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Algunos rincones similares