maison-aux-assiettes-general-1

La maison aux assiettes, la obra maestra de un médico excéntrico

Una casa engalanada con cerámica

Son muchas las historias que conocemos de hombres y mujeres que han entregado sus vidas a una pasión, como puede ser la construcción de una casa extraordinaria. Y debo reconocer que siempre me han atraído este tipo de proyectos un poco locos. Había escuchado hablar de un edificio muy curioso de Lot-y-Garona con adornos de cerámica en su fachada. Como está a un paso de Burdeos, decidí ir de paseo hasta allí. Un total de 150 km con un final de trayecto un tanto «delicado» para el que no viene mal disponer de GPS.

ensemble-assiette-total-bis

Una obra singular que debemos proteger

La cerámica es una de las cosas que más me gustan del mundo y no he dudado ni un momento en visitar el Castillo de Senelles, en el municipio de Bias. Allí me ha recibido Xavier Llopis, quien se afana en defender esta creación tan alucinante. Xavier ha conseguido su clasificación por parte de la Dirección Regional de Asuntos Culturales e intenta mantener a raya a los saqueadores con un cierre. La maison aux assiettes de Senelles (casa de los platos de Senelles) es tan singular que cualquier transeúnte que pase al lado de sus fachadas engalanadas con incrustaciones de cerámica no podrá dejar de admirarlas.

Un personaje erudito a la par que extravagante

Oriundo de Senelles, Louis-Léon de Brondeau (1820-1906) era doctor en Medicina y había estudiado en la facultad de Montpellier (Francia) y en la de Glessen (Alemania). Sin embargo, nunca llegó a ejercer de médico, sino que prefirió dedicarse a la agricultura, a la invención de dispositivos ingeniosos y, sobre todo, a su pasión por el coleccionismo. Una pasión tan voraz que, hacia 1880, cuando todas sus cerámicas y porcelanas estaban a punto de engullirlo, ideó un sistema para exponerlas no en el interior, sino en el exterior de su vivienda, un antiguo castillo remodelado del s. XVII. Así fue como empezó a incrustar en sus fachadas platos, cenefas y mosaicos. El resultado es indescriptible.

maison-aux-assiettes-general-4

Un museo de la cerámica del siglo XIX al aire libre

Las paredes están todas decoradas con cerámicas de lo más variopintas que resplandecen con la luz del sol. A pesar de la enorme disparidad que existe entre las 650 piezas yuxtapuestas, Louis-Léon de Brondeau logró crear un conjunto de lo más homogéneo. Y, además de la vertiente decorativa y creativa de este increíble castillo, los amantes de la cerámica encontrarán en él una verdadera enciclopedia de sus fabricantes y ceramistas: Vieillard, Sarreguemines, Martres-Tolosane, Creil-et-Montereau, Gien, Porquier-Beau, Henriot, Desvres, Lunéville, Nevers, Veuve Perrin, Saint-Clément de Francia, pero también Minton, Adams&Bromley de Inglaterra o Rörstrand de Suecia, sin olvidar a artistas como Théodore Deck. Por otra parte, los grabados que Louis-Léon de Brondeau colocó en las escaleras son una muestra más de su carácter insolente de espíritu libre. Aparte de esta visita, también aproveché la ocasión para acercarme a la iglesia de Notre-Dame, situada muy cerca, que además de estar pintada en unos llamativos colores rojo, azul y verde, está decorada con un vía crucis de François Peltier, un artista francés contemporáneo.

maison-aux-assiettes-general-6

Ubicación: Bias, ver en Google

Escribe tu comentario

Compartir


Comentarios

Todos los campos son obligatorios

Tu experiencia es muy valiosa para otros viajeros. ¡Muchas gracias!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Algunos rincones similares