vce_la-giudecca

La Giudecca: Un paseo contemplando Venecia desde la otra orilla

A la Giudecca, zona de Venecia desde la cual se divisa el canal del mismo nombre, solo se puede llegar por vía fluvial. La Giudecca está formada por unas islas comunicadas entre ellas por puentes.

Serpentea a lo largo del canal por el cual transitan los cruceros que se dirigen a la terminal de pasajeros, ubicada donde antes se encontraba el puerto comercial; en efecto, antaño por el canal de la Giudecca pasaban todos los barcos mercantiles hacia los muelles de amarre del viejo puerto comercial de la Marittima, situado en Porto Marghera en la primera mitad del siglo XX.

Hasta los años sesenta, la Giudecca era una zona popular y trabajadora con industrias, astilleros y algunas fábricas.

Ahora sigue siendo una zona popular tranquila con un largo y agradable paseo desde el cual se puede admirar San Marcos y una parte de Venecia desde otra perspectiva, sentado tomando un café o un aperitivo en uno de los incontables bares que existen o cenando en una típica trattoria disfrutando de las vistas a la ciudad.

Además de la iglesia de Le Zitelle, está también la de Santa Eufemia, una de las iglesias venecianas más antiguas, para llegar después al imponente edificio de la iglesia del Redentor, famosa por la homónima fiesta de la tradición veneciana que se celebra el tercer domingo de julio en la que, la noche anterior, los venecianos cenan en las barcas, o a lo largo de las orillas, a la espera del espectáculo pirotécnico de los “fuegos”, los fuegos artificiales que iluminan toda la cuenca de San Marcos.

Otro edificio interesante es el conocido como “La Casa dei Tre Oci”, la casa de los tres ojos, por sus tres grandes ventanas que se asoman a la laguna, sede de una fundación en la que a menudo se organizan interesantes muestras y exposiciones que merecen ser vistas. También merece la pena visitar el interesante interior de la casa desde cuyas ventanas se disfruta de una increíble panorámica de San Marcos y de la basílica de la Salud.

No obstante, la Giudecca sigue siendo una zona veneciana, aunque cada vez más descubierta por los turistas, especialmente los más jóvenes, ya que es donde está ubicado el único albergue de la juventud de la ciudad. Estos llegan aquí en busca de rincones menos frecuentados, típicos y alejados de los recorridos habituales donde se encuentra todavía a los habitantes de la ciudad que llevan su vida tranquilamente.

Tomando una de las calles que llevan al otro lado de la Giudecca se puede admirar el panorama de la laguna sur con sus islas, el litoral del Lido a la izquierda y tierra firme a la derecha, con las grúas del puerto comercial.

En el extremo destaca la mole imponente de lo que hace un tiempo fue el molino Stucky, con una arquitectura que recuerda los antiguos docks del puerto de Hamburgo, depósito y almacén de semillas de cereales recientemente transformado en un hotel de lujo.

Escribe tu comentario

Compartir


Comentarios

Todos los campos son obligatorios

Tu experiencia es muy valiosa para otros viajeros. ¡Muchas gracias!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Algunos rincones similares