Gruta de Hércules

Alcanzar la mitología con la punta de los dedos, eso es lo que la ciudad de Tánger propone con una serie de lugares entre los que destaca, sobre todos, la “Gruta de Hércules”.

Lugar donde, según la mitología griega, Hércules descansó tras separar África de Europa y pernoctó mientras meditaba como acometer la undécima de las pruebas impuestas por el Olympo, conseguir las manzanas del jardín de las Hésperides (prueba ubicada en Lixus, la actual Larache).

Situada a unos 5km del centro de la ciudad en dirección sur por la costa atlántica, esta gruta habitada desde hace 7000 años está situada entre las playas de Achakar y Sidi Kacem. Históricamente era una cantera de la que se extraían piedras de molino, especialmente a partir de la época fenicia (las ruinas de Cotta están a pocos metros), razón por la cual obtiene su peculiar apariencia, entre natural y artificial, que ha inspirado a artistas y a arquitectos como Gaudí.

La imagen más representativa es la salida al mar, en la que unos ven el mapa invertido de África y otros la silueta del perfil de la cara del mítico héroe griego.
Disfruta de un paseo por la rocosa playa del exterior de la Gruta, uno de los mejores lugares donde podrás realizar un selfie aprovechando el contraste de las rocas y el Océano Atlántico.

Escribe tu comentario

Compartir


Comentarios

Todos los campos son obligatorios

Tu experiencia es muy valiosa para otros viajeros. ¡Muchas gracias!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Algunos rincones similares