sxb_corner_1

Estrasburgo, un barrio dorado

Naturalmente, descubrir Estrasburgo pasa por su catedral y La Petite France, pero una vez descubierta la primera, os encantará recorrer “Le Carré d’Or”.  Le Carré d’Or es el corazón histórico de Estrasburgo, el lugar donde se encontraba la antigua y primera universidad de Estrasburgo cuando ocupaba los locales del actual Gymnase Jean Sturm.

A los pies de la Catedral de Estrasburgo, este barrio constituye una verdadera ciudad dentro de la ciudad. Está formado por la Rue des Orfèvres, la Rue du Chaudron, la Rue du Sanglier, la Rue du Temple Neuf y las plazas del Marché y del Temple Neuf.

Actualmente es el lugar ideal tanto para los corazones golosos como para los espíritus gourmets.

Por lo que os gustará descubrir los winstubs, antiguas casas de vino y actuales restaurantes alsacianos. Tres de entre ellos llamarán vuestra atención: Le Clou, le Saint Sépulcre y Chez Yvonne

Sólo lo mejor de Alsacia

El último acoge a muchos famosos de paso por la capital europea. Me gusta especialmente el Saint Sépulcre, su jamón en corteza y sus deliciosos vinos.

Tentados por los recuerdos, allí encontraréis muchas tiendas dedicadas justamente a los vinos y a los foies gras de Alsacia. No olvidéis que esta receta se inventó en Estrasburgo.

De veraneo, os encantará hacer vuestras compras allí. Comprar el pan en “Chez Westermann” es un placer “a la francesa”, aunque la selección de panes es mayor que en cualquier panadería parisina. Pan, vino, agua… Haced como yo, acompañadlo todo con un queso elegido en la tienda vecina, la de Cyril Lohro.

Después, id de pícnic. ¡Alrededor de la catedral, a orillas del Ill o en uno de los parques de la ciudad!

3 consejos de amigo

1)   Aprovechad vuestra estancia durante este verano para descubrir los sábados musicales del Carré d’Or. Los comerciantes invitan a grupos musicales para que toquen y animen el barrio.

2)  Deteneos en la Pâtisserie Naegel, en el 16 de la rue des Orfèvres. ¡Su escaparate es una tentación! Entrar allí es caer.

3)   Si el barrio es agradable en verano, en invierno es fantástico, durante todo el mes de diciembre está decorado con iluminaciones inusuales y muy elaboradas. Estrasburgo se convierte entonces en la “capital de la Navidad”.

Preparad desde ya vuestra estancia. En invierno, Estrasburgo también es un destino muy codiciado.

Escribe tu comentario

Compartir


Comentarios

Todos los campos son obligatorios

Tu experiencia es muy valiosa para otros viajeros. ¡Muchas gracias!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Algunos rincones similares