El Passage Pommeraye

El Passage Pommeraye no es precisamente el secreto mejor guardado, pero cómo no voy a hablar de esta galería cubierta que, además de ser uno de los monumentos más hermosos de Nantes, es uno de los pasajes cubiertos más bonitos de Europa.

Tanto si buscas un lugar emblemático del patrimonio nantés como un sitio donde cobijarte e ir de tiendas en Nantes los días de lluvia, sin duda te encantará visitar el Passage Pommeraye.



El encanto del pasaje cubierto nantés

El Passage Pommeraye, de inspiración parisina e inaugurado en 1843, se distingue por su arquitectura de tres niveles y su majestuosa escalera central, que conecta la calle Santeuil con la calle Fosse, a pesar de un desnivel de 9,40 m entre ambas.

Esta «galería comercial» del siglo XIX alberga no menos de 26 comercios y viviendas en un entorno muy poético y super fotogénico, sobre todo después de su completa restauración en 2015.

En el Passage Pommeraye, el rojo de los rótulos de las tiendas contrasta con el blanco de la toba calcárea de la que se compone la construcción, las estatuas de adolescentes y los revestimientos dorados le confieren un aire lujoso, mientras que el hierro forjado y la madera destacan las bonitas perspectivas del lugar. Pero lo que a mí más me gusta es la luz. El techado está completamente acristalado y hay espejos por todas partes, lo que crea un ambiente muy cálido.

Mis consejitos para disfrutar del Passage Pommeraye

Si empiezas a apreciar el encanto y la curiosidad que provoca este pasaje cubierto, debes saber que no eres el único, ya que atrae a mucha gente, sobre todo los días de lluvia. Por eso mi consejo es, si no tienes especial interés en ir de compras, que vayas el domingo, porque aunque las tiendas estén cerradas, el resto del pasaje sigue abierto. Los domingos estarás solo o casi solo, y así podrás disfrutar del sitio de otra manera, con más tranquilidad, y podrás observar con detenimiento todos los detalles arquitectónicos.

En cuanto a los comercios, aquí se encuentra de todo. Desde una óptica hasta una tienda de camisas, pasando por una chocolatería, una perfumería, algunas marcas grandes, un salón de té y muchísimo más. Resulta difícil recomendar una tienda en concreto, pero es el lugar ideal para comprar regalos, sobre todo si estás en Nantés durante de la temporada de Navidad. La decoración navideña hace que el lugar resulte aún más mágico.

¡Quién iba a decir que en el sitio donde se encuentra el Passage Pommeraye solía haber un barrio insalubre!

Escribe tu comentario

Compartir


Comentarios

Todos los campos son obligatorios

Tu experiencia es muy valiosa para otros viajeros. ¡Muchas gracias!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Algunos rincones similares


Más rincones de Nantes