sxb_tartes-flambees

¿Dónde comer una buena flammkuche cerca de Estrasburgo?

Su nombre en alsaciano es Flammekuche. En francés se la conoce como tarte flambée, aunque en la práctica no se flambee. Es decir, no se pasa por las llamas…

Históricamente, este plato paisano nace de cocer el pan en los hornos de los panaderos. Se extendían los restos de masa que se cubría con cuajada, tocino y cebolla. Cada tarta se cortaba en partes, se enrollaba y se comía… con las manos.

Flammekuche, otro nombre para la tarte flambée

La Flammekuche se impone a partir de la década de 1960. ¡Y empieza a hacerle la competencia a las pizzas! Los lugares donde mejor la preparan están fuera de las ciudades. Del norte al sur de Alsacia, cada uno tiene la suya. Nos encontramos en el Kochersberg en las afueras de Estrasburgo, en restaurantes que solían abrir solo sábado y domingo.

Hoy en día, aunque los restaurantes rurales siguen siendo populares, podemos disfrutar de la Flammekuche hasta el centro de Estrasburgo. Los estudiantes que pasan por Estrasburgo se acuerdan del Flam’s (http://www.flams.fr/) de la rue des frères. En la ciudad, también se recomienda probar las del Binchstub. Cerca de la catedral, las del Winstub Au Bon Vivant sabrán conquistarte.

Salir de Estrasburgo, la tradición

Originalmente, la flammekuche se hacía sin nada. Con el tiempo se empezó a gratinar, a hacer mixta, o con caracoles. Los puristas prefieren las dos primeras versiones.

Entre amigos y en familia, se suele quedar en algún lugar recomendado, especialmente allí donde se cocina en horno de leña. Habrá que salir de Estrasburgo e ir a los pueblos que se encuentren no demasiado lejos de la capital europea.

La Espérance en Handscheim, el Aigle y el Buresteubel en Pflugriesheim, el Osthof en Eckerwersheim, el Marronnier en Stutzheim son algunos de los restaurantes que hemos probado hace poco.

Te recomendamos que pidas sin rodeos. Que empieces la comida con una cerveza, que sigas con una «normal», y vayas luego variando hasta el postre. Que sepas que allí ¡también hacen flammekuches dulces! Con manzanas y un poco de Calvados, ¡te van a encantar!

Escribe tu comentario

Compartir


Comentarios

Todos los campos son obligatorios

Tu experiencia es muy valiosa para otros viajeros. ¡Muchas gracias!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Algunos rincones similares