04_crete_474x258_figaro.jpg

Bar Figaro

Rethymno tiene una vida nocturna muy animada gracias a su creciente población estudiantil; y uno de sus lugares favoritos es Figaro, un bar que ocupa un edificio del siglo XVII restaurado, con un interior minimalista cuyas paredes están decoradas con pinturas de artistas locales. Escondido en el casco antiguo de Rethymo, donde sólo pueden circular los peatones, Figaro es un tanto difícil de encontrar: el mejor punto de referencia es el

altísimo minarete de la mezquita otomana de Neratze, justo al otro lado de la calle. Ven aquí para tomar un café y jugar al Backgammon a primera hora de la mañana, o para probar unos cócteles cuando anochezca bajo una banda sonora de Björk, Astrud Gilberto o Depeche Mode. Está abierto hasta tarde y a veces incluso programa conciertos en directo y exposiciones.

Escribe tu comentario

Compartir


Comentarios

Todos los campos son obligatorios

Tu experiencia es muy valiosa para otros viajeros. ¡Muchas gracias!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Algunos rincones similares


Más rincones de Creta