architecture-nantes-1

Art Déco en Nantes

Como antigua geógrafa, sigo disfrutando del placer de pasear por las calles de una ciudad. Me intereso por un montón de detalles que me parecen indispensables para entender mejor una ciudad, como la conexión del transporte público, la pertinencia de los comercios situados en una calle o incluso las fachadas arquitectónicas… Sí, ¡sé que puede parecer descabellado!

En Nantes descubrí  bellísimos inmuebles. A la vuelta de una esquina o escondidos en callejones, se encuentran joyas art déco, mis preferidas, pero también nuevas construcciones brillantes, como el edificio Miroir[1] du Conseil Général, situado al pie del Erdre, en la calle Sully.

Me gusta perder el tiempo mirando hacia arriba en busca de los mascarones nanteses… Y no tiene nada que ver con un pastelito, se trata de decoraciones que se pueden ver en los inmuebles antiguos de Nantes. Estos ornamentos representan rostros más bien aterradores, con su aspecto de pulpos humanoides o de dioses marinos. Encontramos muchos en las calles del barrio Feydeau. Estas figuras míticas son un guiño a la historia de la ciudad y a su geografía, pues, antes de los años 30, el barrio Feydeau era una isla del Loira.

Y hablando de los años 30, para mí, el edificio más bello de Nantes está escondido a la altura del Quai de la Fosse. Se trata de una joya arquitectónica de los años 30, recientemente rehabilitada que llama la atención cuando se admira Nantes, desde el barrio de las Machines de l’Île. Este edificio amarillo da la impresión de ser más imponente que el resto…

Y es por una callejuela, detrás de los magníficos apartamentos privados del  Cours Cambronne (barrio Gralin), que descubrimos los detalles de este tesoro Art Déco y, sobre todo, sus mosaicos azul cielo. ¡Este antiguo centro telefónico de PTT[2], es, sin lugar a dudas, mi flechazo!

Al mismo tiempo en esta calle de l’Héronnière se esconden magníficos edificios, seis de los cuales han sido declarados Monumentos Históricos, por lo tanto de visita obligatoria para los amantes de las joyas arquitectónicas.

Un poco más lejos, calle Racine, ¡hay otro inmueble que me hace soñar! Su fachada art déco llamó poderosamente mi atención, ¡pero son sobre todo sus terrazas bañadas de luz las que me producen vértigo! En el interior se esconde una magnífica cúpula que te deja sin aliento… En resumen, cada vez que paso por delante, lo admiro, hago una foto y sonrió pensando, ¡un día viviré aquí!



[1] Miroir: espejo

[2] Postes et Telegraphes: Correos y Telégrafos

Escribe tu comentario

Compartir


Comentarios

Todos los campos son obligatorios

Tu experiencia es muy valiosa para otros viajeros. ¡Muchas gracias!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Algunos rincones similares


Más rincones de Nantes