Aperitivo con vistas

Una pausa y algo de relax para descansar durante las largas caminatas por la ciudad, mientras programamos la ruta del día siguiente.

El aperitivo en Venecia es sagrado para los venecianos y, con más motivo, para los turistas que la visitan en vacaciones. Si bien son muchos los lugares donde tomarse un «spritz», entre mis favoritos están los numerosos bares a lo largo del hermoso paseo del Zattere o del situado enfrente de la Giudecca, donde podremos degustar lentamente nuestro «spritz» mientras disfrutamos de las vistas e, incluso, aprovechamos para broncearnos un poco bajo el sol.

Otro bar que me gusta especialmente es el del Museo Correr, con vistas a la plaza de San Marcos desde sus ventanas, poco o nada frecuentado por los venecianos al situarse en el interior del museo. Sin embargo, lo curioso es que puede accederse a él sin necesidad de entrar al museo (aunque también recomiendo esta visita).

Para quienes busquen disfrutar de una vista panorámica de la ciudad, pueden hacerlo desde la terraza situada en la azotea del Fontego dei Tedeschi, también conocido como Tfondaco, unos grandes almacenes que ofrecen todas las marcas de moda más importantes y famosas. En la última planta, es posible acceder gratis a la hermosísima terraza con vistas panorámicas al Canal Grande y a la ciudad. La afluencia de público a la terraza está restringida, por lo que es necesario hacer cola si hay mucha gente. Tras embriagarnos con la panorámica sobre los tejados de Venecia, siempre podemos bajar y sentarnos en el bar del patio interior para tomar el aperitivo.

Para disfrutar de un tentempié rápido a la par que delicioso, con una variada carta, en Calle della Bissa, a unos metros de Rialto, se sitúa una mítica rosticceria que ofrece primeros y segundos para consumir de pie o sentados, con una relación calidad-precio excelente.

En cambio, para quienes prefieran escapar del bullicio del centro, en el Lido se puede tomar un autobús para llegar al pequeño barrio de Malamocco, donde, a modo de reminiscencia de la antigua Venecia, es posible degustar un buen pescado o un buen bacalao mantecado casero mientras admiramos la laguna.

Escribe tu comentario

Compartir


Comentarios

Todos los campos son obligatorios

Tu experiencia es muy valiosa para otros viajeros. ¡Muchas gracias!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Algunos rincones similares