01_kos_474x258_brostherma.jpg

Aguas termales de Bros Thermá

Te lo advertimos, es adictivo: en las aguas termales de Bros Thermá las horas pasan sin que te des ni cuenta. El corazón volcánico de Kos bombea un riachuelo continuo de agua hirviendo hacia el margen de una piscina formada por enormes pedruscos, donde ésta se junta con el mar Egeo para enfriarse hasta temperaturas agradables. La forma de la piscina (aunque no su profundidad, menos de un metro y medio) cambia


anualmente, ya que las tormentas de invierno remueven las piedras de Bros Thermá y cada mes de abril se tienen que volver a colocar debidamente. Tráete todo lo que necesites, ya que la pequeña cantina de bebidas y helados opera de manera irregular, cuando mejor, al lado de los vestuarios. En teoría, está planeado que conviertan Bros Thermá en un spa reglamentado con cuota de admisión, así que disfrútalo al natural mientras puedas.

Escribe tu comentario

Compartir


Comentarios

Todos los campos son obligatorios

Tu experiencia es muy valiosa para otros viajeros. ¡Muchas gracias!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Algunos rincones similares


Más rincones de Kos