5 lugares que hay que visitar para sumergirse en la historia de Nantes

La ciudad de Nantes ha conocido muchos cambios a través de los siglos. Aún hoy, la arquitectura y el urbanismo de la ciudad conservan marcas del pasado. Para los amantes de la historia, estos son los lugares que hay que visitar.

El Castillo de los Duques de Bretaña, museo de historia de Nantes

Si tienes que empezar por un lugar para sumergirse en el pasado de Nantes, este es el Castillo de los Duques de Bretaña.

Primero porque es un monumento histórico: un castillo de la Edad Media que ha tenido varios retoques a lo largo de los siglos. Muralla medieval, decoraciones esculpidas inspiradas en el primer Renacimiento italiano, conserjería del siglo XVIII… los estilos y las influencias se mezclan en este edificio, uno de los más bellos de la ciudad.

También es un lugar simbólico ya que ha sido la residencia de los Duques de Bretaña antes de que se vinculase al ducado del Reino de Francia en el siglo XVI. Asimismo, fue el lugar donde se firmó el famoso Edicto de Nantes.

Además, el Castillo de los Duques de Bretaña alberga el museo de historia de la ciudad de Nantes. Un recorrido muy completo que permite descubrir los períodos históricos que han marcado la ciudad a través de una colección de objetos impresionante. Saldremos del Castillo sabiéndolo todo sobre Nantes. Desde la época bretona hasta la metrópolis actual, pasando por las tratas de negras y las Guerras Mundiales.

El Memorial de la abolición de la esclavitud

Nantes fue un importante puerto comercial, sobre todo en el siglo XVIII. Fue el principal puerto negrero de Francia. 1744 expediciones condujeron a más de 500 000 esclavos a las colonias francesas de América.

Se construyó un lugar para el recuerdo, el Memorial de la abolición de la esclavitud. En los muelles del Loira se han escrito los nombres y las fechas de las expediciones negreras que salían de Nantes. En los muelles, un itinerario invita al recogimiento a través de textos como la Declaración Universal de los Derechos Humanos.

El lugar está cargado de emoción.

La Isla Feydeau

La historia de Nantes está especialmente vinculada al Loira, el río que cruza la ciudad, y la isla Feydeau es un gran testigo. Como su propio nombre indica, antes era una isla, pero el Loira se rellenó de tierra, se canalizó y se desplazó. Fue la impresionante época de los rellenos de Nantes del siglo XX.

Los ricos edificios de armadores de la isla Feydeau se construyeron a orillas del Loira, en el siglo XVIII, cuando la actividad portuaria estaba en su apogeo. Las fachadas inclinadas de los edificios nos recuerdan que están construidos en suelos arenosos y blandos.

La torre LU

No se puede hablar de Nantes sin hablar de los Petits Beurres nanteses, estas galletas son emblemáticas. El Petit LU, LU de Lefèvre-Utile, ¡nació en Nantes! En el centro se conserva un recuerdo de la antigua fábrica de estas galletas nantesas: la torre LU.

Actualmente LU significa el Lieu Unique (lugar único en francés). Ya no quedaban galletas en la antigua fábrica, se había convertido en un espacio cultural, con un bar, un restaurante, un hammam, … todo junto en un sitio que ha sabido mantener su encanto industrial de antaño.

El Parc des chantiers

El Parc des chantiers, es el nombre que se le da a la punta oeste de la Isla de Nantes. Es ahí donde encontramos sobre todo las famosas Máquinas de la Isla. Hoy es un lugar de ocio, pero antes era el sitio donde solían trabajar los nanteses. Efectivamente, es la ubicación de los antiguos astilleros, que luego se desplazó a Saint-Nazaire en los años 80. El paisaje está completamente transformado, pero los nervios, los muelles, las cuñas, las grúas Titan y muchas otras señales no consiguen engañarnos. ¡Aquí se hacían barcos!

 

 

Escribe tu comentario

Compartir


Comentarios

Todos los campos son obligatorios

Tu experiencia es muy valiosa para otros viajeros. ¡Muchas gracias!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Algunos rincones similares


Más rincones de Nantes