limnionas_kos_greece_865x470

DESCUBRE EL ENCANTO DE Kos CON VOLOTEA

Segunda más grande del Dodecaneso, la isla volcánica de Kos es también la más cultivada (con uvas, almendras, higos y olivas) y una de las más bellas del mar Egeo, gracias a sus playas inmaculadas mayormente de arena, que engalanan la mitad de sus 112km de costa. Debido al período colonial de 1912 a 1943, hay una gran influencia italiana, que se intuye claramente en los extravagantes edificios públicos de estilo art déco y racionalista, construidos entre 1927 y 1935 en la ciudad de Kos. No te pierdas tampoco sus aguas termales naturales, ni te vayas sin comer en una de sus auténticas ouzerís. Durante el verano, el ciclismo es la mejor solución para moverse: con una red integrada de carriles bici que irradian desde la ciudad; y tiendas de alquiler que ofrecen buenos modelos por menos de diez euros al día.


Otros Artículos