Con sus imprescindibles Alhambra y Generalife, Catedral, Zacatín, Cartuja, barrio del Albaicín, Sacromonte, Realejo, Carmen de los Mártires, Carrera del Darro, Paseo de los Tristes, Granada invita a perderse en sus incomparables rincones y callejuelas.

Y dada su cercanía, el viajero podrá desplazarse para descubrir una de las más encantadoras tierras andaluzas: Jaén. Cuna del Renacimiento y capital mundial del aceite de oliva, Jaén atesora en sus calles y rincones una gran riqueza histórica nacida de la convivencia de las tres culturas, cristiana, judía y musulmana: la Catedral, el Castillo de Santa Catalina, el barrio de la Magdalena, los baños árabes, el Palacio del Villardompardo…

De igual forma, la cercanía nos permitirá acercarnos hasta Almería, ciudad luminosa presidida por su imponente Alcazaba, con su típico barrio de la Chanca, sus casas policromadas, su catedral a modo de fortaleza, el Cable Inglés, o la Plaza Vieja. Y como no podía ser menos, es visita obligada el Cabo de Gata, parque natural entre mar y tierra, en donde descubriremos maravillosos enclaves como el pueblo pesquero de San José.

DESCUBRE GRANADA