Caen, en pleno corazón de Normandía, es un destino con mucho que ofrecer:

– Un destacable patrimonio milenario: dos abadías, un castillo, palacetes y numerosas iglesias.

– Una ciudad viva y creativa en la que pasear, ir de compras y vibrar al ritmo de los incontables acontecimientos culturales que se celebran durante todo el año.

– El litoral de Ouistreham Riva-Bella y demás localidades costeras, que ofrecen 10 km de playas de arena fina en las que disfrutar de la costa y de sus actividades marítimas.

– Un destino marcado para siempre por el desembarco de Normandía, cuyos grandes símbolos son el Memorial de Caen y la playa de Sword, una de las cinco míticas playas en las que desembarcaron las fuerzas aliadas la madrugada del 6 de junio de 1944.

– La naturaleza en todas sus formas, con numerosos parques y jardines en pleno centro, un canal que une la ciudad con el mar, y el río Orne, que se puede recorrer en barca a pedales, piragua y barco eléctrico.

– Una gastronomía con un sinfín de especialidades: vieiras, las magdalenas de Jeannette, bombones, productos sidrícolas…

Un destino por descubrir en el corazón de una región famosa en el mundo entero, Normandía.